PRP para el manejo del dolor

El dolor crónico puede alterar significativamente el nivel de actividad y la movilidad, lo que resulta en una calidad de vida muy disminuida. El dolor agudo, también, puede conducir a la incapacidad para trabajar, e incluso puede provocar dolor crónico si no se trata de manera efectiva y oportuna.

La terapia de plasma rico en plaquetas, o PRP, ofrece a los pacientes una alternativa atractiva a los medicamentos para reducir el dolor.

¿Cómo funciona?

El PRP alivia el dolor al estimular la cascada de curación natural del cuerpo.

Cuando experimentamos una lesión en los tejidos blandos, nuestro cuerpo responde liberando una ráfaga de células plaquetarias. Cuando estas plaquetas se activan, liberan varios tipos de factores de crecimiento que juegan un papel fundamental en la regeneración celular y la cicatrización de tejidos.

Pero el PRP lleva la respuesta curativa natural un paso más allá al separar las plaquetas de otros componentes de la sangre y concentrarlos. Este plasma rico en plaquetas especialmente preparado contiene de 5 a 10 veces la concentración de plaquetas que se encuentra en la sangre entera. Luego, el PRP concentrado se administra dentro y alrededor del sitio de la lesión a través de una inyección, estimulando y fortaleciendo significativamente la respuesta de curación del cuerpo.

PRP para el manejo del dolor

El dolor crónico puede alterar significativamente el nivel de actividad y la movilidad, lo que resulta en una calidad de vida muy disminuida. El dolor agudo, también, puede conducir a la incapacidad para trabajar, e incluso puede provocar dolor crónico si no se trata de manera efectiva y oportuna.

La terapia de plasma rico en plaquetas, o PRP, ofrece a los pacientes una alternativa atractiva a los medicamentos para reducir el dolor.

¿Cómo funciona?

El PRP alivia el dolor al estimular la cascada de curación natural del cuerpo.

Cuando experimentamos una lesión en los tejidos blandos, nuestro cuerpo responde liberando una ráfaga de células plaquetarias. Cuando estas plaquetas se activan, liberan varios tipos de factores de crecimiento que juegan un papel fundamental en la regeneración celular y la cicatrización de tejidos.

Pero el PRP lleva la respuesta curativa natural un paso más allá al separar las plaquetas de otros componentes de la sangre y concentrarlos. Este plasma rico en plaquetas especialmente preparado contiene de 5 a 10 veces la concentración de plaquetas que se encuentra en la sangre entera. Luego, el PRP concentrado se administra dentro y alrededor del sitio de la lesión a través de una inyección, estimulando y fortaleciendo significativamente la respuesta de curación del cuerpo.

Dado que el PRP es una terapia autóloga, utilizando el producto sanguíneo del propio paciente, no hay riesgo de reactividad cruzada o reacción inmune.

Los estudios han demostrado que el PRP es efectivo para reducir el dolor lumbar causado por la degeneración del disco intervertebral y el dolor por osteoartritis de cadera.

El PRP a menudo da como resultado un alivio duradero de otras afecciones musculo-esqueléticas dolorosas, que incluyen:

Con nuestro dispositivo “DR.PRP” el proceso para obtener un Plasma Rico en Plaquetas se realiza de una forma fácil, rápida y segura

PRP para problemas oftálmicos

El plasma rico en plaquetas, o PRP, se utiliza en entornos oftálmicos para ayudar a curar los delicados tejidos de los ojos. En lugar de suprimir artificialmente la inflamación o aumentar la producción de lágrimas, el PRP utiliza el proceso de curación natural del cuerpo para regenerar las células y el tejido dañados dentro de los ojos.

¿Pero cómo funciona?

El PRP estimula la cascada curativa innata del cuerpo. Cuando sufrimos una lesión, nuestro cuerpo responde liberando una avalancha de células plaquetarias. Cuando estas plaquetas se activan liberan varios tipos de factores de crecimiento, proteínas y citoquinas que juegan un papel fundamental en la regeneración celular y la curación de tejidos.

Pero el PRP lleva la respuesta curativa natural un paso más allá al separar las plaquetas de otros componentes sanguíneos y concentrarlas. Este plasma rico en plaquetas especialmente preparado contiene de 5 a 10 veces la concentración de plaquetas que se encuentra en la sangre total. Luego, el PRP concentrado se administra tópicamente en los ojos en forma de gotas para los ojos, estimulando y fortaleciendo significativamente la respuesta curativa del cuerpo.

Dado que el PRP es una terapia autóloga, que utiliza el producto sanguíneo del propio paciente, no existe riesgo de reactividad cruzada, transmisión de enfermedades o reacción inmune.

PRP para problemas oftálmicos

El plasma rico en plaquetas, o PRP, se utiliza en entornos oftálmicos para ayudar a curar los delicados tejidos de los ojos. En lugar de suprimir artificialmente la inflamación o aumentar la producción de lágrimas, el PRP utiliza el proceso de curación natural del cuerpo para regenerar las células y el tejido dañados dentro de los ojos.

¿Pero cómo funciona?

El PRP estimula la cascada curativa innata del cuerpo. Cuando sufrimos una lesión, nuestro cuerpo responde liberando una avalancha de células plaquetarias. Cuando estas plaquetas se activan liberan varios tipos de factores de crecimiento, proteínas y citoquinas que juegan un papel fundamental en la regeneración celular y la curación de tejidos.

Pero el PRP lleva la respuesta curativa natural un paso más allá al separar las plaquetas de otros componentes sanguíneos y concentrarlas. Este plasma rico en plaquetas especialmente preparado contiene de 5 a 10 veces la concentración de plaquetas que se encuentra en la sangre total. Luego, el PRP concentrado se administra tópicamente en los ojos en forma de gotas para los ojos, estimulando y fortaleciendo significativamente la respuesta curativa del cuerpo.

Dado que el PRP es una terapia autóloga, que utiliza el producto sanguíneo del propio paciente, no existe riesgo de reactividad cruzada, transmisión de enfermedades o reacción inmune.

PRP contra la alopecia androgénica

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP) se ha destacado como una opción promisoria para enfrentar la alopecia androgénica, gracias a su capacidad para fomentar la regeneración celular y tisular. A continuación, se detallan aspectos claves sobre cómo el PRP contribuye en la lucha contra esta forma de alopecia:

Procedimiento de Obtención del PRP:

• Se extraen entre 10 y 40 cm³ de sangre venosa del paciente, que luego se somete a centrifugación para separar las plaquetas de otros componentes sanguíneos.
• La fracción obtenida se enriquece con plaquetas, alcanzando una concentración 3 a 8 veces superior a la basal, lo que es óptimo para asegurar una alta disponibilidad de factores de crecimiento.

Factores de Crecimiento:

• Los factores de crecimiento liberados por las plaquetas, como el Factor de Crecimiento Derivado de Plaquetas (PDGF), Factor de Crecimiento Endotelial Vascular (VEGF), y Factor de Crecimiento Fibroblástico (FGF), son cruciales para iniciar y acelerar la regeneración tisular.
• Estos factores tienen la capacidad de estimular el desarrollo de nuevos folículos pilosos, promover la neovascularización, y activar las fases proliferativas del ciclo de crecimiento del pelo, lo cual resulta en la prolongación de la fase anágena (crecimiento activo del cabello).

Aplicación en Alopecia Androgénica:

• La aplicación intradérmica de PRP en el cuero cabelludo fomenta la proliferación de las células de la papila dérmica, protegiéndolas de la apoptosis y aumentando su supervivencia, lo cual es crucial para el alargamiento del eje del pelo.
• Se ha observado un incremento en la densidad y el grosor del cabello, revitalización de los folículos, detención de la caída del pelo y activación de la raíz del mismo en pacientes tratados con PRP.

Resultados Clínicos y Seguridad:

• La dermatoscopia ha mostrado un crecimiento significativo del pelo, aumento en su diámetro y reducción de los puntos amarillos en pacientes con alopecia androgénica tratados con PRP.
• Gracias a su naturaleza autóloga (derivada del propio paciente), el PRP es considerado un tratamiento seguro, con mínimos efectos adversos reportados, tales como dolor, ardor y eritema en la zona tratada, los cuales desaparecen en poco tiempo.

Evaluaciones Futuras:

• Se sugiere la necesidad de estudios experimentales controlados para evaluar la efectividad y seguridad del PRP como tratamiento para la alopecia androgénica, especialmente en regiones donde las opciones terapéuticas son limitadas o presentan efectos adversos prolongados.

PRP para la restauración del cabello

El plasma rico en plaquetas, o PRP, se muestra muy prometedor como tratamiento eficaz para la restauración del cabello. En lugar de alterar los niveles hormonales o trasplantar físicamente un cabello más saludable, el PRP utiliza el proceso de curación natural del cuerpo para estimular la regeneración del cabello.
 

¿Cómo funciona?

El PRP estimula la cascada curativa innata del cuerpo. Cuando sufrimos una lesión, nuestro cuerpo responde liberando una avalancha de células plaquetarias. Cuando estas plaquetas se activan liberan varios tipos de factores de crecimiento, proteínas y citoquinas que juegan un papel fundamental en la regeneración celular y la curación de tejidos.
Pero el PRP lleva la respuesta curativa natural un paso más allá al separar las plaquetas de otros componentes sanguíneos y concentrarlas. Este plasma rico en plaquetas especialmente preparado contiene de 5 a 10 veces la concentración de plaquetas que se encuentra en la sangre total. Luego, el PRP concentrado se administra dentro y alrededor de las áreas calvas y adelgazadas del cuero cabelludo mediante inyección, estimulando y fortaleciendo significativamente la respuesta curativa del cuerpo.
Los factores de crecimiento de las plaquetas actúan sobre las células madre ubicadas en los folículos pilosos. Esto estimula el crecimiento de nuevos folículos pilosos y provoca neovascularización.

Dado que el PRP es una terapia autóloga, que utiliza el producto sanguíneo del propio paciente, no existe riesgo de reactividad cruzada, transmisión de enfermedades o reacción inmune.
Cuando se inyectan en áreas del cuero cabelludo adelgazadas y calvas, los factores de crecimiento del PRP pueden fomentar un crecimiento del cabello más grueso, saludable y completo.

Los estudios han demostrado que el PRP puede:

• Aumentar la proliferación de células de la papila dérmica (generadoras de cabello).
• Incrementar la supervivencia, diferenciación y proliferación de las células del folículo piloso.
• Aumentar la duración de la fase anágena del cabello.
• Aumentar la densidad del cabello en pacientes con alopecia androgénica (calvicie).

La calvicie compleja puede requerir inyecciones mensuales de PRP durante un período de cuatro a seis meses. Es posible que se requiera una terapia de mantenimiento anual para lograr la máxima eficacia.

Fertilidad con PRP en Casos de Baja Reserva Ovárica

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP), una técnica innovadora que busca «rejuvenecer» los ovarios y activar estos folículos dormidos, aumentando así el número de óvulos obtenidos y potenciando las posibilidades de embarazo, ya sea natural o mediante fecundación in vitro.

¿Cómo funciona el PRP en el Rejuvenecimiento Ovárico?

El PRP, obtenido de una muestra sanguínea de la paciente, se administra directamente en los ovarios, aportando factores de crecimiento que pueden activar los folículos dormidos. Este proceso se realiza mediante una punción transvaginal bajo sedación, sin necesidad de hospitalización.
 

Procedimiento del Tratamiento con PRP:

• Se extrae una muestra de sangre de la paciente.
• Se prepara el PRP y se inyecta en ambos ovarios.
• Las pacientes continúan con el tratamiento de estimulación ovárica pautado o el seguimiento correspondiente.

Como el PRP proviene de la propia paciente, no hay riesgo de rechazo, lo que lo convierte en una opción segura.

¿El PRP es adecuado para todas las pacientes con Baja Reserva Ovárica?

Aunque los resultados son prometedores, el tratamiento con PRP es experimental. Es crucial una evaluación médica detallada para determinar si este tratamiento es el adecuado en cada caso.
 
Es importante mencionar que el PRP busca aumentar la cantidad de óvulos, pero no mejora la calidad ovocitaria, la cual está principalmente influenciada por la edad de la paciente.
 
El tratamiento con PRP abre una ventana de esperanza para mejorar la respuesta ovárica en pacientes con baja reserva ovárica. Consulta a nuestros especialistas en el Instituto Bernabeu para una valoración personalizada y descubre si el PRP es el camino para acercarte a tu sueño de ser madre.